Historias

Objetos que cuentan historias...

Mi historia por nancy

Les voy a contar mi historia y la mía como la de todos comienza de chiquita.

Mi abuela paterna contadora de historias compulsiva, historias de amor de otras épocas, historias de vida, de inmigrantes.

 Mi abuela materna con sus historias tangueras llenas de guitarras y acordeones musiqueros.

Y allí comencé a entender que los objetos son mucho más que lo que parecen…te pueden contar sus historias.

 Fue entonces, que me enamoré de las antigüedades con sus secretos y misterios .

Si preferís que te la cuente con mis palabras, solo tocá acá

 

 Y como no podía ser de otra forma, me convertí en eso! Una contadora de historias, historias unidas a emociones, a objetos que tienen escrita con tinta invisible cuentos de vida.

 

Me recuerdo en el jardín de infantes moviendo los brazos y revoleando los ojos mientras recitaba un versito que me enseñaron mis abuelos en el patio de su casa, sentada sobre unos sillones de hierro que podrían contar mil historias más.

Luego vino la primaria, mis primas y yo sentadas en el pasillo de la casa con un cuadernito naranja, que aún conservo,donde escribíamos historias de platos voladores y cohetes espaciales. 

De esas historias de vuelo y ficción , pasé a otras de vuelos de amor y sueños románticos, escritas en papel con corazones de color rojo. Y me casé y como mi vida evoluciona en historias, éstas comenzaron a abarcar familias con niños pequeños de la mano, relatos para dormir , canciones para comer…historias… historias… historias de amor y de madre.
Y mis hijos crecieron y fueron dejando huellas que formaron mi propia historia.

Ahora mismo, estoy acá con vos, escribiendo una nueva historia…
Hoy te contaré la historia primera, la del lavarropas de mi abuela.El comienzo de esta historia de restaurador.

Estás listo?

El lavarropas de mi abuela

Mi abuela si bien había nacido en nuestro país, de familia de inmigrantes italianos, había sido criada con la ideología del trabajo , el esfuerzo, la familia unida y  el amor a la música. Después de varias serenatas a la luz de la luna, mi abuelo, logró conquistar a esta bella mujer que sonreía con los ojos. 

Así, forman una familia y tienen dos hermosas hijas, mientras vivían en una pieza que  alquilaban en un conventillo de capital. Tras años de mucho trabajo, logran cumplir el sueño de la casa propia y se mudan al conurbano de Buenos Aires. Una casa amplia, con jardines y árboles frutales se va a convertir en el nuevo paisaje. Acostumbrados a hacer de sus manos la mejor herramienta, todas las actividades cotidianas eran realizadas a fuerza de trabajo duro.

En un aniversario de casados, recién mudados y con las niñas pequeñas , mi abuelo llega a su hogar con un gran paquete envuelto en papel azul y un gran moño rojo.

Mi abuela hasta el último día de su vida, recordó ese momento y su emoción.
Querrás saber que había dentro?
Pues un lavarropas!

Mi abuela Amada, que ese era su nombre, y no podrían haberle puesto otro mejor, cuenta que casi cae al piso del susto!
 No sabia de que se trataba ese objeto tan raro.

Después se enamoró, uno siempre ama lo que le brinda ayuda, y nada fue más incondicional que ese viejo lavarropas que trabajo junto a ella durante muchos años.
Por largo tiempo , estuvo en un rincón, esperando el momento adecuado para que alguien revalorizara su trabajo realizado. Fué así que un día lo traje a mi casa y mi marido lo restauró completo, no solo en su estética sino en todas sus funcionalidades.

Ese día que comenzó como un día cualquiera, a la distancia puedo decir que fue nuestro gran comienzo en este camino de restauración.

Te estarás preguntando que pasó con ese viejo nuevo lavarropas?

Está en mi casa, en un lugar privilegiado , no solo decorando bellamente el ambiente sino susurrándome historias que solo él, me sabe contar.
Por ello te digo : nada es simplemente lo que es…sino lo que significa.
Y vos tenés algún objeto que desearias  que cuente tu historia? No pierdas la oportunidad de restaurarlo y destacar lo que realmente este significa. 

Si te gustó este post no dejes de compartirlo, te espero en la próxima con mas tips, historias e ideas para compartir. Me seguís acompañando?

banner suscripcion

Si te gustan mis notas y querés ser el primero en enterarte de todo! Si querés que te malcrie con historias y secretos solo para vos, suscribite a mi blog! Es super fácil y gratis! Completás unos pocos datos ( que solo quedan entre nosotros, que somos amigos!)Verificas tu mail y listo! Encontrarás todo para tu hogar, tips , consejos, historias y todo lo que necesitas para ser feliz en tu espacio cotidiano. Después no me digas que no te avisé! Te voy a estar esperando!

Suscribite a mi blog , quiero que seas el primero en todooooo!

6 comentarios en “Historias”

    1. Gracias! Es que esa es nuestra funcion la de revalorizar la historia propia cuidando y restaurando eso que forma la base de nuestra propia vida!

  1. Claudia Alejandra Cardozo

    Nancy, que placer leer tus historias tan bien contada. Ellas atrapan, atraviesan sensaciones y dejan huella. Genia!!!
    Feliz año!!!

    1. Aprendi de la mejor Claudia! Te quiero mucho, espero este año disfrutar del placer de hacer junto a vos otro año de Oratoria.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: