El misterio del gran éxito de las sillas Thonet

"Una silla solo se termina cuando alguien se sienta en ella"

Hans Wegner

Secretos de una silla increíble

SILLA THONET 14

Adoro las sillas Thonet!! Belleza simple y señorial. Hace mucho tenía ganas de escribir sobre ellas. Un poco de historia. Mucho de arte. Y exagerada creatividad.

El maestro carpintero Micahel Thonet, fue sin dudas un artista que con su diseño de madera curvada revolucionó el siglo XIX.

 Thonet experimentó en su taller con una nueva tecnología de doblado de madera y utilizó este novedoso método en sus diseños.

En 1959, es con la Silla Nª 14  que su nombre toma popularidad y entra en los libros de historia.

CATALOGO THONET

La historia de la silla nª14 viene a partir del primer catálogo de muebles en el que este objeto apareció.

El número correspondía a la emblemática silla diseñada por Thonet.

Por primera vez, la producción  de sillas utilizó la división de trabajo para la confección de un mobiliario. Esto redujo significativamente su precio y lo más importante de todo ¡La silla era cómoda!

Su precio accesible y diseño simple la convirtió en uno de los modelos de sillas más vendidos de la historia. Se vendieron más de 500 millones de unidades entre 1860 y 1930. Y varios millones más de han vendido desde entonces hasta hoy.

 

“Nunca ha sido creado algo más elegante y mejor concebido, más preciso en su ejecución y más excelentemente funcional”

Le Corbusier

Una silla desmontable

La silla Thonet lo tenía todo. Buen diseño. Precio. Calidad. Elegancia. Comodidad y como si fuera poco…era desmontable!!La famosa Número 14 constaba de 6 piezas desmontables. Esta ventaja para el almacenamiento y el transporte contribuyó al incremento de las ventas.

Con este diseño especial, 36 sillas de desmontar con sus respectivos tornillos incluidos, podían ser empacadas en una caja con un volumen de un metro cúbico. Increible no? Y comenzaron a viajar por todo el mundo, transformándose en las sillas favoritas de todos los bares y cafés del planeta.

SILLA THONET DESMONTADA

Nuevos tiempos...nuevas costumbres

El genial ebanista con este diseño transformó el concepto de mobiliario de la época.  Supo  evolucionar junto a los cambios en el comportamiento humano al ofrecer una manera distinta de sentarse. Comprendió que la protagonista de esos nuevos tiempos era «la comodidad».

De esta forma la silla Thonet se adecua a las realidades y necesidades de esos tiempos. Deja atrás la idea de muebles pesados y macizos e incorpora finura y ligereza.

Madera curvada

Thonet desarrolló el curvado de la madera como una técnica sencilla incorporada en su diseño. Consistía en someter la madera de haya a baños de vapor con cola para mejorar su flexibilidad.  Finalmente las introducía en prensas de bronce donde le daba la forma y las dejaba enfriar.

La esterilla

El uso de la esterilla trenzada para los asientos fue una característica de los diseños Thonet. La esterilla de fibra natural cosida aportó un aspecto cálido, liviano, limpio y manejable  . El diseñador encuentra en este recurso la solución para reemplazar el tradicional asiento tapizado que solía mancharse con los alimentos y bebidas por algo inmaculado , de aspecto impecable y fácil mantenimiento.

Este conjunto de características ofreció una importante disminución en su peso. Una silla liviana, práctica y transportable. Fue la conjunción de estos grandes detalles que  convierten a las sillas Thonet en las favoritas de los locales gastronómicos.

La famosa mecedora

MECEDORA THONET

Thonet diseña su primera mecedora en los años 60.  Muchos consideran que ésta  es su obra maestra y que marcó el precedente para todas las actuales mecedoras en el mundo.  

Particularmente tuvimos la suerte como empresa que se dedica a la restauración de antigüedades, de restaurar un par de ellas. Es un placer simplemente observarlas. Su diseño es tan simple que deslumbra, calidad  y comodidad…muy Thonet. Y debo coincidir que si! es sin dudas su obra maestra. 

Quién no  amaría leer un buen libro o solo soñar meciéndose en una de éstas!

Thonet cautivó no solo a la población parisina, fue mucho más lejos…sedujo al mundo completo con su arte, que hoy continúa siendo vigente y actual. Su trascendencia habla de su genialidad.

Si te gustan mis notas, te invito a compartirlas y acompañarme en esta aventura de hacer del lugar que amamos el espacio en el que elegimos vivir. Te invito a continuar restaurando muebles, reviviendo historias, renovando vida. Quedate conmigo, adoro que me acompañes!

Si querés que te malcrie con historias y secretos solo para vos, suscribite a mi blog! Es super fácil y gratis! Completás unos pocos datos ( que solo quedan entre nosotros, que somos amigos!)Verificas tu mail y listo! Encontrarás todo para tu hogar, tips , consejos, historias y todo lo que necesitas para ser feliz en tu espacio cotidiano. Después no me digas que no te avisé! Te voy a estar esperando!

SI QUERES SUSCRIBIRTE A MI BLOG...TE ESTARE ESPERANDO!
HAZ CLIC ACA PARA SUSCRIBIRTE!!

7 comentarios en “El misterio del gran éxito de las sillas Thonet”

  1. Pero que post más curioso y que no conociamos de estas sillas con tantas disposiciones que tenia y nos ha llamado mucho la atención. Y tanto que son sillas con éxito, genial!

  2. Tinta en las Olas

    Que interesante me pareció este artículo, me encanta conocer curiosidades que en este caso una silla tanta información puede aportar. La verdad es que no sabía nada de estas sillas y eso que las conocía, me senté en ellas y hasta tuve una mecedora que era de mi abuela, me encantó. Gracias. Besos.

  3. Hola!
    Acabo de ver la foto de la silla y me ha venido a la mente la casa de mis tíos! Tenían en el comedor este tipo de sillas y ni me acordaba!!! Por supuesto ni idea de su historia (jamás había oido hablar de Thonet), pero sí que es verdad que las recuerdo como súper-cómodas (no me quiero imaginar la maravilla que debía de ser la mecedora)

  4. mi meta tu salud

    ¡Hola!
    Creo que si pienso en las sillas Thonet, lo primero que me viene a la mente son los bares de antaño de mi pueblo, con esas mesas con mármol, que completaban y a mi parecer alzaban la estética de esos locales.
    Pero a decir verdad, no las situo en otros establecimientos que no sea allí. Vamos, que no las he visto por ejemplo en casas, lo que sí he visto, es la fascinante mecedora, porque la tiene creo aun una tía mía.
    Pero vamos, desconocía por completo la historia que se escondía detrás de esos fascinantes muebles.
    Gracias por instruirnos.
    Besotes

  5. Paula Alittlepieceofme

    A simple vista, y si no llega a ser por tu post, no diría que esa silla se pudiera desmontar. No conocía el modelo y mucho menos su historia, pero veo que muchas sillas que usan en cafeterías están inspiradas en esta de Thonet,bss!

  6. Pues que historia más interesante, desconocía el nombre de esa silla, hoy he aprendido algo nuevo, tienes un blog con temas muy interesantes y novedosos, felicitaciones!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: